Noah Webster (1758 - 1843)

Acton Sociale

Noah Webster, el gran lexicógrafo estadounidense nació en una familia puritana que vivía en la Nueva Inglaterra antes de la Revolución. Una vez  culminados sus estudios en 1778 en el College de Yale, comenzó su carrera en leyes, interrumpida debido a un corto período de reclutamiento militar obligatorio para la guerra revolucionaria. Después de 1782, descubrió que su verdadera vocación era el estudio y la enseñanza del idioma Inglés. Sus gramáticas y sus libros de lectura y silabarios comenzaron a ser publicados en 1784, y muchos que permanecieron en la imprenta hasta la primera década del siglo XX. Webster vivió su propia experiencia de conversión durante el Segundo Gran Despertar, cuando decidió convertirse en un Calvinista ortodoxo y en un ferviente congregacionalista.

Para Webster, la preservación de la propiedad privada era uno de los principales objetivos que un buen gobierno debe perseguir: "Para asegurarse de que cada hombre sea libre, es necesario que el poder ejecutivo tenga suficiente autoridad para impedir a las personas hacer daño a otros individuos o a propiedades de otros individuos dentro de la sociedad." De hecho, Webster sostuvo que la preservación de la propiedad privada es uno de los baluartes más seguro contra la violación de la libertad y que todos los demás derechos son “consideraciones de menor importancia en comparación con la distribución general de la propiedad privada auténtica entre todas las clases sociales”. Por el hecho de que la propiedad resulta ser el fruto del trabajo humano, privar a otra persona de su propiedad sin su consentimiento y sin ninguna indemnización equivale a esclavizarla. Así Webster llegó a concluír: “Permitan que todos tengan una propiedad privada y sólo entonces todos tendrán poder, un poder que vendrá ejercido solo y exclusivamente en la prevención de la reducción de cualquier otro privilegio".

Por esta razón, hizo mucha presión para hacer aprobar las leyes sobre los derechos de autor tanto en el ámbito estatal como en el ámbito  federal a fin de proteger "a los autores de las invenciones útiles". Según el pensamiento de Webster, "Lo que se produce por el genio y por la imaginación son una propiedad potencialmente más real y exclusiva de lo que son las casas y las posesiones de tierras, y tienen de igual manera todo el derecho a ser protegidos en el plano jurídico."

Más aún, Webster pensaba que los ciudadanos virtuosos y bien educados aseguraban la preservación de la libertad. "La información es fatal para el despotismo", escribió en una oportunidad, y parte del trabajo de su vida fue dedicado precisamente a la escritura y a la publicación de libros de texto para uso en las escuelas y también en el ámbito familiar, para proporcionar los rudimentos de la ortografía y la gramática, así como también para proporcionar una formación moral y una educación cívica. Estas últimas eran de importancia vital para Webster: "Las virtudes de los hombres tienen un mayor impacto en la sociedad que sus habilidades, y por esta razón, el corazón debería ser cultivado con más asiduidad que la cabeza."

Fuentes: (La Constitución de los Fundadores: Los Grandes Temas) The Founder’s Constitution: Major Themes, ed. por Kurland and Lerner. University of Chicago Press, 1987. Rosalie, J. Slater, (Noah Webster: Padre Fundador de la Escolaridad y la Educación Americana) Noah Webster: Founding Father of American Scholarship and Education, Foundation for American Christian Education, 1967.